Sábila y Salud


Cortes y heridas

quemaduras La sábila, desde siempre, ha sido popular en la curación de heridas y en la reducción de cicatrices. Se limpia la herida con agua y jabón, pondremos la pulpa sin pelar pero bien lavada, y lo fijaremos firmemente con una venda.

Quemaduras y escoceduras

La sábila es excelente como tratamiento en primeros auxilios. Para el dolor y reduce la posibilidad de infecciones y de cicatrices, al mismo tiempo agiliza el proceso curativo. Desde la antigüedad se usa el jugo de Áloe vera como calmante, hasta en las quemaduras más serias. Aplicaremos continuamente, trozos de pulpa triturada de sábila, en la herida, y así evitaremos la posibilidad de infección, regenerando las células con poco o sin dolor alguno.

Picor

Hay una molestia que se localiza en la parte interna de las piernas y en la ingle. El calentamiento y fricción, favorecen la irritación. Si aplicamos la sábila dos veces al día, generalmente desaparece en un día o dos.

Picaduras de insectos, medusas, ortigas

Cuando se produce la picada de cualquier insecto, hemos de aplicar lo más pronto posible, un trozo de pulpa de sábila encima la picada. Notaremos gradualmente, la reducción del dolor y una rápida recuperación.

La Psoriasis es una afección psicosomática causada por una vida poco equilibrada y por una sensibilidad especial en algunas personas. Para el tratamiento de la psoriasis hemos de comer dos trozos (de 2 Cm aprox.) de pulpa de sábila diariamente en ayunas y aplicaremos la pulpa o jugo dos veces al día sobre las zonas afectadas.
La cura también requiere el uso de aceite de oliva virgen prensado en frío o algún otro hidratante. La sábila hace una reacción similar a los esteroides, como la cortisona, pero sin los efectos negativos de esta.

Disfunciones del Aparato Genital Femenino

La cándidas, tricomoniasis y otras infecciones o irritaciones vaginales, desaparecen utilizando la sábila. Los síntomas son ardor, picor y aumento del flujo o moco cervical. Introduciendo un trozo de pulpa de sábila y dejando actuar durante toda la noche, con un día o dos de tratamiento, la infección desaparecerá. Como prevención, usaremos la sábila en los lavados vaginales con agua tibia.

Dolor de Cabeza, Sinusitis

Colocaremos un trozo de hoja, sobre la frente. Fregaremos suavemente y dejaremos actuar durante unos minutos. También podemos empapar una gasa con jugo de una hoja de sábila, y dejarlo sobre la frente. Si el dolor de Cabeza, es causado por presión de sinusitis, entonces la tela o gasa, ha de cubrir la zona nasal.

Nervios dolorosos

Otro beneficio sorprendente, es la restauración de la sensibilidad en la piel, donde un nervio dolorido ha producido entumecimiento. La aplicación diaria de jugo o pulpa de sábila durante dos o tres meses, restaura por entero la sensación.

El Áloe Vera como prevención

Aún que se esté, en un excelente estado de salud, comer un trozo de sábila en ayuno frecuentemente, actúa como preventivo de enfermedades, ya que fortalece el sistema inmunológico. Da al cuerpo una acción enérgica, sobre todo por su contenido en germanio, hierro y titanio. Es un excelente tónico con propiedades afrodisíacas.

Recordar que el uso de de la sábila, es inocuo en cualquier parte del cuerpo, tanto ingerido como aplicado exteriormente. La sábila es muy eficaz en el tratamiento de trastornos digestivos. Tomar en ayuno, un trozo de sábila, aligera los ardores y la acidez de estómago. Tomar un trozo de pulpa o dos al día, actúa como un tónico general y regulador intestinal. El jugo de la pulpa es un laxante suave.

Ulceras

Tendremos que tomar un trozo de pulpa por la mañana en ayunas y en la noche antes de ir a dormir, hasta que los síntomas desaparezcan. Después reduciremos la cantidad a la mitad. Es prudente, mantener una dieta baja durante un periodo de tiempo, para volver después progresivamente a la dieta normal. Recordar que para comer sábila, se puede pasar por la batidora, y si se quiere quitar el gusto amargo que da el Alcívar (el jugo amarillento que hay entre la piel y la pulpa), se ha de lavar el trozo con agua y fregándolo con los dedos. Una vez pasado por la batidora, se puede mezclar con cualquier jugo de frutas.

Artritis y reumatismos

La sábila, es un antinflamatorio similar a la cortisona, pero sin sus efectos negativos. Comer un poco de pulpa de Áloe cada día, aleja el dolor de las articulaciones.

Anginas, dolor de cuello

El tratamiento lo podemos hacer de dos maneras: Cogeremos un trozo de pulpa y lo tendremos en la boca, chupándolo durante un rato, masticándolo bien antes de tragárnoslo o haremos una mezcla con agua tibia y pulpa de sábila pasándola por la batidora y haremos gárgaras. El líquido se puede tragar para conseguir una penetración más profunda en la garganta. Se puede hacer de manera frecuente.

Osteoporosis

Comeremos dos veces al día en ayunas, un trozo de pulpa de sábila, ya que es muy beneficioso para la osteoporosis. Aporta Vitaminas, ayuda a asimilar el calcio. Es muy importante la constancia en el tratamiento.

Diabetes

Ingerir pulpa de sábila constantemente y preferentemente en ayuno, ayuda a la recuperación del páncreas, por que produce la insulina necesaria para su buen funcionamiento.

Arteriosclerosis e hipertensión

La sábila, está indicado en casos de disminución del riego sanguíneo, especialmente en los casos de personas afectadas de arteriosclerosis e hipertensión, por su poder purificador de la sangre. También estimula la oxigenación de los tejidos, aumentando la elasticidad y el retraso del envejecimiento. Al mismo tiempo es un regulador de la tensión. Ingerir pulpa de sábila, dos o tres trozos al día.

Esguinces, torceduras, lumbagos, luxaciones, tendinitis

Colocar primero una bolsa de hielo sobre la zona dolorida. Luego untar la parte hinchada con gel de sábila puro. Un truco utilizado por los deportistas consiste en congelar pulpa de áloe en un vasito de plástico y frotar cuidadosamente la parte dolorida con el hielo que se ha formado, doblando el borde flexible del vasito a medida que se aplica.

Hemorroides

hemorroides La sábila es ligeramente laxante. Lo podemos usar de dos maneras complementarias: Ingiriendo un trozo de pulpa por la mañana y/o introduciendo en el recto un trozo después de evacuar. Si fuera exterior, además de ingerirlo, se ha de colocar un trozo de hoja abierta, cubriendo la zona afectada. Hemos de seguir el tratamiento de forma continua, hasta la desaparición total de la hemorroide.
¡HAGA CLIC AQUÍ PARA MÁS INFORMACIÓN SOBRE CÓMO COMBATIR MAS DE 80 ENFERMEDADES CON LA SABILA!